Las piedras de río es un material de origen 100 % natural, las cuales son rocas pulidas por el paso constante del agua a través del tiempo, dejando una superficie lisa y redondeada.Son ideales para decoración de jardines, cascadas, fuentes, jardineras, peceras, jarrones, cocheras, banquetas, muros, ...